English

Conceptos básicos sobre la lactancia materna

Progress:

Datos sobre la lactancia materna

Todos tenemos opiniones únicas sobre la alimentación infantil, que formamos a partir de nuestras propias experiencias y las de otras personas que conocemos. Obtener información sobre la lactancia materna la ayudará a tomar las mejores decisiones para su familia.

¿Alguno de los siguientes datos la sorprenden?

Checkyourknowledge Span Blue

La mayoría de las mujeres amamantan. En Estados Unidos, al menos el 82 % de las mujeres pone en práctica la lactancia materna. Incluso entre los grupos menos propensos a amamantar, más del 68 % comienza a hacerlo. La lactancia materna es la norma en este país.

Se recomienda amamantar de forma exclusiva durante los primeros 6 meses. Después de ese tiempo, se debería continuar con la lactancia materna en combinación con alimentos complementarios durante al menos 1 año más.

Problemas con la lactancia y el agarre del bebé al pezón

Preocupaciones sobre la nutrición y el peso

Inquietudes sobre la toma de medicamentos

Políticas del lugar de trabajo que no apoyan la lactancia materna

Presiones culturales o falta de apoyo familiar

Prácticas hospitalarias insolidarias

Al principio, es posible que sienta algunas molestias, pero deberían ser muy leves y desaparecer durante la primera semana. Si tiene dolor persistente o intenso, consulte a su proveedor de atención médica o a un asesor especializado en lactancia materna para que le hagan una evaluación.

Las mujeres con mamas pequeñas pueden producir una cantidad suficiente de leche, y los bebés pueden alimentarse de cualquier tamaño de mama. Los bebés pueden agarrarse a muchos tipos de pezones. Si nota que sus mama presentan una forma inusual o están muy separadas, tiene antecedentes de cirugía mamaria o está preocupada por el tejido mamario o los pezones, comuníquese con su proveedor de atención médica o con un asesor especializado en lactancia materna para que le hagan una evaluación.

La leche materna le brinda toda la hidratación que el bebé necesita.

La leche materna es un alimento activo que cambia constantemente, a fin de aportarle al bebé todo lo que necesita para crecer y gozar de una buena salud. Los componentes vivos de la leche son únicos.

Los recién nacidos no conocen la diferencia entre el día y la noche. Crecen rápidamente y necesitan alimentarse de manera frecuente con la leche materna, que es fácil de digerir.

Mientras que la mayoría de las madres pueden amamantar a sus bebés con éxito, hay ciertas afecciones médicas en las que la lactancia materna está contraindicada. Además, es posible que algunos bebés amamantados necesiten consumir leche adicional por motivos médicos cuando no pueden obtener la cantidad necesaria de leche materna. El equipo de atención médica la ayudará a determinar cuál es el mejor plan de alimentación para su familia.

Requiere práctica, tiempo y apoyo. Por ese motivo, sea paciente consigo misma y con su bebé mientras aprenden cómo hacer que funcione. Obtenga el apoyo de amigos, familiares y miembros del equipo de atención médica. Recuerde practicar todos los días. Será MUCHO más fácil después de los primeros días y semanas.

Los bebés usan la lengua, la mandíbula y los músculos faciales para obtener la leche de las mamas. Esto contribuye al desarrollo de la boca y el rostro. La forma de cada pezón es diferente, por lo que uno de los dos podría permitir un flujo más rápido. Los bebés que usan un biberón tienen más probabilidades de atragantarse o de comer en exceso. Si necesita usar un biberón, primero consulte con un proveedor de atención médica para obtener información sobre cómo alimentar al bebé de manera segura.

Siéntase tranquila de que tiene el derecho legal de amamantar en cualquier espacio público. Muchas mujeres se sacan leche de forma manual o con un sacaleches para que otras personas puedan alimentar a sus bebés cuando ellas no están cerca. Hable con su supervisor de forma anticipada sobre cuáles son sus planes y consulte los recursos disponibles para obtener apoyo.

Si bien muchos medicamentos se consideran seguros para consumir durante el período de lactancia materna, no todos lo son. Su proveedor de atención médica puede ayudarla a determinar si sus medicamentos o hábitos son seguros para amamantar. El tabaquismo pasivo puede aumentar el riesgo del bebé de sufrir muchos problemas de salud, y las sustancias químicas de los cigarrillos se transmiten a través de la leche materna. Incluso aunque fume, sigue siendo mejor amamantar a su bebé que no hacerlo. Hable con su médico sobre los métodos y recursos disponibles que pueden ayudarla a dejar de fumar.

Preparados, listos, ¡CUESTIONARIO!

BF Basics/FACTS

Las presiones culturales o la falta de apoyo familiar son uno de los 6 motivos frecuentes por el que las mujeres dejan de amamantar a sus bebés antes de estar preparadas.